¿Qué comen los patos?

Las piedras pequeñas forman parte de lo qué comen los patos por extraño que suene. Este y muchos otros datos podrás conseguir a continuación.

Los patos son aves acuáticas que pueden ser encontradas a lo largo de la superficie terrestre; estas son migratorias, por lo que cada cierto tiempo y dependiendo de su ubicación suelen volar a lugares más cálidos.

Clasificación de los patos

Que comen los patos

Existen una gran variedad de especies de estos ovíparos; sin embargo suelen diferenciarse comúnmente en 2 categorías los domésticos y los silvestres. Cada uno cuenta con sus distinciones tanto en su comportamiento como en su fisiología. Continuaremos mostrando con más detalle cada una de sus diferencias:

Patos Domésticos/Caseros

Los patos caseros son, como su nombre lo indica, aquellas aves que se han adaptado a una vida junto a los humanos. Normalmente cuentan con alas más cortas y menor fuerza en ellas, como resultado estas no pueden volar. Así mismo sus patas son mucho más fuertes ya que este es su principal método de traslado.

Dependiendo de su crianza, suelen ser más obesos o gordos que los demás patos; esto se debe a que los alimentos/piensos para patos están diseñados para engordarlos con la finalidad de ser servidos como alimento.

La especie mayor conocida como “doméstico” es la Anas platyrhynchos domesticus, que se distingue por poseer un plumaje totalmente blanco.

Patos Silvestres/salvajes

Son todos aquellos patos que no forman parte de los domésticos. En otras palabras no se tienen como mascotas (en la mayoría de los casos) y sus cuerpos no se han adaptado para tal fin.

Existen muchas más especies de salvajes que los domésticos, la mayoría puede diferenciarse por su plumaje y patrones. Por ejemplo: Los patos de plumaje amarillo, marrón con negro y los de cabeza verde.

Cada uno de estos patos cuenta con alguna característica que los ayuda a desenvolverse mejor en su ambiente natural. Un claro ejemplo de esto son las hembras de plumaje marrón; en la mayoría de las ocasiones viven en lagos con zonas de pasto alto, por lo que se camuflan gracias a sus plumas mientras cuidan de sus crías.

A diferencia de los domésticos, los patos salvajes cuentan con alas más grandes y fuertes; estas tienen como finalidad proporcionarles la habilidad de volar, por lo que pueden migrar a otras zonas. De igual manera sus patas no cuentan con tanta fuerza; ya que principalmente viven dentro de las lagunas y casi no hacen uso de ellas.

Concluyendo estas diferencia pasaremos a la sección principal de este artículo “¿Qué comen los patos?”.

¿Qué comen los patos?

La dieta principal de los patos se basa en comer:

  • Insectos
  • Algas
  • Plantas
  • Peces
  • Arenillas
  • Piedritas

Patos comiendo

Antes de comenzar se debe tener en consideración que los patos son aves acuáticas; por lo que los alimentos para patos que se muestran en la televisión no son buenos para ellos.

Aclarado el anterior punto podemos decir que, los patos son omnívoros, por lo que pueden comer tanto plantas como otros animales. Esto sin embargo, no significa que puedan comer cualquier planta o animal.

Principalmente su dieta se basa en plantas acuáticas como el alga, que crece con facilidad en sus hábitats naturales. De igual manera, los insectos pequeños como los grillos, pueden formar parte de su alimentación.

Existen algunas especies que gracias a su ambiente se les facilita la ingesta de granos o trigos, los cuales son muy buenos para su desarrollo.

Para los que posean a una de estas aves como mascota, pueden adquirir los piensos para patos en tiendas especializada para aves. Este producto puede ser el elemento principal de su alimentación, pero nunca en único. Siempre debe complementarse con otros vegetales como la zanahoria; granos como el trigo y judías.

Finalmente, una parte fundamental de la alimentación de los patos son las piedras. Sí, las piedras. Estas deben ser pequeñas, ya que los patos cuentan con un sistema digestivo especial. Este hace uso de piedras pequeñas para poder triturar los alimentos y poder procesarlos de mejor manera, ya que los patos no mastican sus alimentos.

NOTA Los patos no comen piedras de manera regular, es solo una costumbre poco regular pero necesaria.

Mitos y prejuicios de lo qué comen los patos

Contrario a la creencia popular, las harinas no son buenas para la alimentación de las aves en general. Estas carecen de vitaminas y nutrientes indispensables para el buen desarrollo y salud de los patos.

Los restos de comida de los humanos no son un buen alimento para patos, ya que estos contienen químicos o elementos que los patos no pueden procesar.

Signos de una mala alimentación

Patos mala alimentación

Es fácil apreciar los cambios que sufren los patos cuando no cuentan con una dieta sana.

Cuando tienen carencia de proteínas suele estar debilitado en comparación con otros patos y es propenso a enfermedades.

Si no consumen suficientes minerales sus patas se curvan, lo que resulta en problemas para caminar. De igual manera en la gestión pueden presentarse huevos con cáscaras muy blandas o carentes de ellas.

Finalmente cuando los dedos de los patos se curvan, presentan líquido tanto por los ojos como nariz (exudaciones) y sus plumas están constantemente erizadas, el pato tiene un déficit de vitaminas.

La mejor solución para estos casos es la prevención, consultar a un veterinario para asignar la dieta adecuada. Y si un pato ya padece alguna carencia, preguntar al veterinario la mejor manera de curarlo.

Que come a los patos

Los patos pueden ser presa casi de cualquier especie, tanto otras aves cazadoras, felinos, las serpientes, zorros e incluso de roedores.